ImagenColon13.jpg
 

Videocolonoscopía

 

¿Qué es la videocolonoscopía o colonoscopía?

La colonoscopía es un procedimiento endoscópico que consiste en la introducción de un tubo flexible con una cámara a través del ano. Es un método diagnóstico, ya que permite visualizar las paredes del colon y del recto. Además es terapéutico debido a que se pueden realizar polipectomías (extirpación de pólipos) y biopsias. Puede ser realizado por un cirujano colorrectal o un gastroenterólogo.

Preparación

La colonoscopia requiere de una preparación con purgantes que en general se ingieren el día previo, indispensable para poder visualizar correctamente todo el colon. En la mayoría de los centros se realiza con un apoyo anestésico para que el paciente no sufra ningún tipo de dolor o malestar.
Existe consenso mundial en indicar una videocolonoscopía a cualquier persona mayor a 50 años, para de esta forma poder prevenir el cáncer colorrectal en la población general. Sin embargo, en algunos casos está justificado la realización del estudio en personas de menor edad.

DibujoColonoscopía.jpg
 
Pólipos de colon/recto

¿Qué son los pólipos?

Los pólipos de colon/recto son tumoraciones o protuberancias visibles macroscópicamente que se proyectan en la superficie de la mucosa del colon o del recto, es decir que crecen hacia el interior del intestino.

¿Los pólipos son cáncer?

La mayoría de cánceres colorrectales proceden de un pólipo, previamente benigno y posteriormente malignizado. El tiempo necesario para que se produzca la transformación de pólipo a cancer es de alrededor de los 10 años. Es importante destacar que a medida que aumenta el tamaño del pólipo, crecen las posibilidades de desarrollar un cáncer.

¿Cuáles son los síntomas?

En general los pólipos no producen síntomas, en muy pocas ocasiones pueden sangrar, generar dolor o diarrea; es decir que se detectan en personas asintomáticas.

¿Cómo se detectan?

Los pólipos se pueden detectar por estudios del colon y recto, ya sea a través de métodos por imágenes (colon por enema, colonoscopia virtual) o por medio de una endoscopía (videocolonoscopía).

¿Cuál es el tratamiento?

Una vez detectados siempre deben ser resecados, debido a su potencial de malignización. Existen  dos formas de extirparlos:

- Colonoscopía: Por medio de pinzas se extirpan durante la endoscopía.
- Cirugía: En caso de no poder ser resecado por endoscopía, se indica una cirugía en la cual se extrae el segmento del intestino donde asienta el pólipo.

La extirpación de los pólipos puede disminuir el riesgo de que una persona padezca cáncer de colon/recto. El diagnóstico precoz reduce el número de casos de cáncer de colon al promover la detección y extirpación de pólipos potencialmente malignos, y también puede reducir la tasa de mortalidad al detectar la enfermedad en sus etapas más iniciales, cuando es altamente curable.

Recuerde siempre consultar a su médico.

PoliposColon.jpg
 
Cáncer de colon/recto

 

¿Qué es el cáncer colorrectal?

El cáncer colorrectal incluye cualquier tipo de neoplasia del colon y del recto. En muchos casos se desarrolla a partir de una lesión premaligna, denominada pólipo.

 

El riesgo de padecer cáncer colorrectal incrementa al aumentar la edad. La mayoría de los casos ocurren entre los 60 y 70 años, mientras que los casos que aparecen antes de los 50 años son poco comunes, a menos que haya una historia familiar de aparición temprana de cáncer colorrectal.

Algunos factores predisponentes son:

Colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, tabaquismo, escasa actividad física ydieta rica en carnes rojas y grasas.
 

¿Cuáles son los síntomas?

El cáncer colorrectal no suele dar síntomas hasta etapas avanzadas. Cuando aparecen, los síntomas y signos del carcinoma colorrectal son variables e inespecíficos. Los síntomas más frecuentes incluyen hemorragia, cambios en las defecaciones y dolor abdominal. Si el cáncer asienta en el colon derecho se manifestara generalmente como una anemia crónica y ocasionalmente como un tumor abdominal palpable. Si asienta en el colon izquierda provoca alteración del tránsito intestinal con tendencia a la constipación y hemorragia.

¿Cuál es el tratamiento?

Una vez detectado, por medio de una colonoscopía, se debe realizar una biopsia que confirme la malignidad del tumor. Posteriormente el paciente debe ser estudiado por medio de una tomografía (abdomen y pelvis), radiografia de torax y análisis de sangre. El paciente se someterá a una cirugía en la cual se extirpará el segmento del colon enfermo. En algunas ocasiones puede ser necesaria la confección de una ostomía (ano contranatura) temporal y solamente en algunos pacientes con tumores de recto muy cercanos al margen anal se indicará una ostomía definitiva.

Algunos tumores en estadios avanzados requerirán de tratamiento con quimio o radioterapia que podrá realizarse antes y/o después de la cirugía.

Recuerde siempre consultar a su médico.

colon25_09.jpg